David Schwimmer no cree que ‘Friends’ sea una serie machista y racista

TV

El actor responde ante la polémica.

Hace 25 años se estrenó una serie que cambió el mundo de la TV para siempre: Friends. La comedia televisiva seguía la vida de seis amigos: Monica, Rachel, Phoebe, Chandler, Joey y Ross, quienes se enfrentaban a distintos conflictos en Nueva York.

A pesar de su inmensurable éxito, hace tiempo se publicaron varios artículos que se viralizaron inmediatamente, pues señalaban que la famosa serie es en realidad machista, racista y homofóbica.

Aunque ya ha pasado tiempo desde esas aclaraciones, el actor encargado de darle vida a Ross Geller, David Schwimmer, ha hablado al respecto:

“Quizás debería haber existido una versión de Friends con un reparto de actores todos negros o todos asiáticos. Pero yo personalmente era muy consciente de la falta de diversidad que teníamos en la serie y por eso hice campaña durante años para que Ross tuviera citas con mujeres de otras razas

Debemos darle crédito, pues es importante que como actor tengas consciente el alcance que puedes tener, así que el apoyar la presencia de otras razas en la filmación es importante, sobre todo cuando no era un tema tan importante en las producciones.

“Por ejemplo, una de las primeras novias del personaje, Julie, era asio-amaericana. Y varias temporadas después Ross estuvo saliendo con Charlie, que era una mujer negra. Y eso ocurrió porque insistí mucho en que pasara”

Schwimmer además considera que es injusto que acusen a la serie porque fue importante para marcar un antes y un después en la televisión.

“La verdad es que más allá de las críticas, Friends marcó un antes y un después en su época por la manera en la que manejó asuntos como el sexo casual, el matrimonio homosexual y las relaciones

Algo que es importante es que también se debe considerar la época en la cual fue filmada, que aunque no puede parecer mucho, el contexto social y cultural era muy distinto a como es hoy en día. Tal y como explica el actor:

“Creo que el problema hoy en día es que se saca todo fuera de contexto. Hay que mirarlo todo desde el punto de vista de lo que estábamos intentando hacer en la serie en su momento. Soy el primero en reconocer que hubo cosas inapropiadas y que se trataron temas con poca sensibilidad; pero también estoy convencido de que mi barómetro por aquel entonces era el correcto. Yo entonces ya estaba realmente en sintonía con las cuestiones sobre derechos sociales e igualdad”, concluye.