Hallan tres guiones inéditos de Stanley Kubrick

Cine

Encontraron tres guiones escritos por el director en la década de los 50’s sobre las dificultades de la vida en matrimonio.

Han salido a la luz tres nuevos guiones inconclusos del genio cineasta Stanley Kubrick. Se especula que trabajó en ellos entre los años 1954 y 1956 y actualmente se encuentran resguardados en la Universidad de las Artes de Londres.

Seguramente te estás preguntando de qué trataban dichas obras, y las tres se centran en los celos y el adulterio; en pocas palabras, hablan acerca de la vida en matrimonio. Es importante destacar que para la época en la cual estuvieron escritos, el director estuvo en una relación con la actriz Ruth Sobotka, quien fue su esposa en durante 1955 hasta 1957.

Dos de los tres guiones encontrados llevan como título The Perfect Marriage (El matrimonio perfecto) Jealousy (Celos) y contienen pocas páginas con ideas incoclusas, lo que indica que apenas comenzaba a trabajar con ellos. Por otra parte, The Married Man cuenta con 35 páginas de guion escritas en máquina de escribir, más un montón de páginas extra con anotaciones.

“El matrimonio es como una larga comida cuyo postre se sirve al principio ¿Puedes imaginar el horror de vivir con una mujer que se aferra a ti como una ventosa y cuya vida entera gira en torno a ti, mañana, tarde y noche? Es como ahogarse en un mar de plumas. Y hundirse más y más en las suaves y sofocantes profundidades de la costumbre y la familiaridad. Si tan solo ella se decidiera a combatirlo. Enfadarse, o ponerse celosa, aunque solo fuera por una vez”

The Married Man, Stanley Kubrick

Nathan Abrams, profesor de cine en la Universidad de Bangor es autor de varios libros sobre el director Stanley Kubrick, además fue él quien halló estos tres guiones.  Asbrams señala que Kubrick disfrutaba escribir diversos guiones al mismo tiempo, sin embargo, solo concluía aquellos que lograban atraparlo.

Por otra parte, Vicente Molina Foix, autor del libro titulado ‘Kubrick en casa’ señala que el director no se consideraba un buen escritor, por lo cual, prefería basarse en obras de reconocidos novelistas.

“Era un director muy culto, leído y respetuoso que, de forma juiciosa, pensaba que rodar una película y escribirla suponen dos cosas muy distintas”

Vicente Molina Foix

Tagged